#RedescubrePeru

ANCASH

Debes Saber

Ancash, donde hay mucho por descubrir y nos quedamos cortos

Ancash es una de las regiones con los paisajes más imponentes de Perú. Para muchos es sinónimo de picos nevados, lagunas azul cielo, y sus cordilleras Blanca y Negra. Pero Ancash también ofrece un paisaje costero amplio, con un mar generoso para la pesca, lleno de rincones inexplorados, donde algunas playas se han puesto de moda recientemente, por sus aguas limpias y cristalinas, en medio de escenarios exuberantes, no tan visitadas y son un verdadero remanso de paz.

Pero Ancash también colinda con la Amazonía y su ceja de selva la comparte con Huánuco, tal vez una de sus zonas menos desarrolladas para el turismo que se espera ofrezca sorpresas en los próximos años, aunque muy cerca está el Complejo Arqueológico Chavín de Huántar.

Las montañas del Parque Nacional Huascarán son uno de los destinos mundialmente más apetecibles para escaladores y senderistas, con sus rutas que atraviesan parajes increíbles con visión a los picos de nieves perpetuas que brillan sobre el cielo despejado.

Ancash también es famoso por el Callejón de Huaylas, donde confluyen las cordilleras Blanca y Negra. En suma se trata de una tierra donde el turismo ofrece experiencias distintas, que nos permiten conocer más un Perú que llega al corazón.

Recomendaciones

Recorrer Chavín de Huántar

En el Complejo Arqueológico Chavín de Huántar donde se desarrolló la cultura que le dan su nombre, previa a los incas. Está edificada en La Cordillera de los Andes a 3185 m.s.n.m., en la confluencia de los ríos Mosna y Huachegsa. Abandonada 200 a.C., se pueden visitar sus restos arqueológicos, donde se aprecia su ingenio y grandeza de sus creadores, con sus pirámides, plazas, portales, escalinatas y una red de túneles subterráneos que impresiona por la calidad de su acústica y la iluminación natural obtenida de aberturas que dejan entrar la luz desde puntos estratégicos.
El horario para visitantes es de 9:00 a 16:00 horas.

Imponente y hermoso Parque Nacional Huascarán

El sueño de muchos montañistas y senderistas en el mundo es visitar el Parque Nacional Huascarán a solo 83 km de la ciudad de Huaraz, con una extensión de 3400 Km2, agrupa 434 lagunas, 712 glaciares, profundos y verdes valles y 41 ríos que desembocan en el Pacífico principalmente. Es el hogar de una extensa variedad de vida animal que atrae a científicos, fotógrafos, observadores de aves, excursionistas con 52 circuitos de trekking, montañistas con 102 destinos de escalada, además de campistas que desean disfrutar de la naturaleza con la menor intervención posible de ser humano. De todas las lagunas que posee algunas son muy visitadas y ofrecen todas las facilidades para los turistas, algunas exigen optima condición física y otras no tanto, pero en todos los casos son para dejarse impresionar por la belleza, como las lagunas Churup, Llanguanuco, Chinancocha y Orconcocha, por solo citar las más conocidas.

¿Es el cielo? No, ¡es una laguna!

En el Parque Nacional Huascarán dentro de las lagunas que tiene las más conocidas son la Quebrada de Llanguanuco, donde confluyen las lagunas Chinancocha y Orconcocha a 3.860 metros, sus aguas provienen de los glaciares en la Cordillera Blanca. Para llegar hay que hacer una larga caminata, pero al llegar encontrarás tanta belleza que valdrá la pena el esfuerzo. Por su parte, a la Laguna Churup se llega después de una caminata de cuatro horas desde el poblado de Llupa, famosa por el color esmeralda de sus aguas. Otras de las más conocidas es la Laguna Llaca, producto del deshielo donde el agua también tienen un brillante color entre verde y azul con vista excepcionales a los nevados Ocshapalca (5881 m.s.n.m.) y Ranrapalca (6162 m.s.n.m.).

Experiencias Imperdibles

También podría gustarte

Como llegar

Aprovecha estas ofertas