#RedescubrePeru

AREQUIPA

Debes Saber

¿Qué es Arequipa? Hablar de Arequipa es hablar de una ciudad intensa, fuerte, independiente, con un gran sentido regional, rica historia, y de una belleza irresistible.

Arequipa se encuentra al sur del departamento del mismo nombre, y es la segunda ciudad más grande y poblada del Perú. Es la ciudad más importante de la Sierra Sur, compitiendo solamente con Cusco. Tiene casi dos millones de habitantes.

Su sobrenombre, “La Ciudad Blanca” lo recibe por sus edificios construidos en piedra blanca sillar. Este sillar, precisamente, proviene del majestuoso volcán Misti, cuyo cono de más de 5000 metros de altura se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad.

Además del hermoso volcán, Arequipa destaca por su rica arquitectura; su casco histórico está lleno de iglesias, catedrales y museos que datan de la época colonial. Entre los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional de Arequipa están la Catedral, el Convento de Santo Domingo y el Monasterio de Santa Catalina.

Si se trata de observar el paisaje arequipeño, el mejor sitio para hacerlo es el tradicional Mirador de Yanahuara. Este patrimonio arquitectónico de Arequipa está construido a su vez en hermoso sillar, y sus arcos forman una de las siluetas más reconocibles de la ciudad.

Cabe señalar que el valor histórico y arquitectónico de Arequipa fue reconocido a nivel mundial en el año 2000, cuando su centro histórico fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Después de apreciar la arquitectura, qué mejor que disfrutar de la gastronomía arequipeña, que sorprende continuamente a los viajeros del Perú y el extranjero. El chupe de camarones es casi un patrimonio regional de Arequipa, lo mismo que el solterito de queso y el intenso rocoto relleno. Y si de postres se trata, no se puede dejar la ciudad sin probar el riquísimo queso helado.

¿Qué esperas? Disfruta ahora de la belleza de Arequipa, sus paisajes y belleza arquitectónica, con todas las comodidades.

Recomendaciones

Es conveniente recordar que Arequipa es una ciudad de altura. Por lo tanto, si se desea visitarla hay que verificar si se tiene problemas con actividades a varios metros sobre el nivel del mar.

La Catedral de Arequipa.

Esta antigua basílica es uno de los edificios más reconocibles de la ciudad, y se halla en la Plaza de Armas. Fue construida entre los siglos dieciséis y diecisiete, con una mezcla de estilo neo renacentista y gótico. Su bella estructura está hecha mayormente en el característico sillar de Arequipa. En su interior se halla un hermoso púlpito tallado en madera y un precioso altar construido en mármol de Carrara. El museo de sitio de la catedral exhibe diversos tesoros reunidos en la catedral a través de los siglos.

El Monasterio de Santa Catalina.

Este monasterio fue construido en la época del Virreinato, en el siglo dieciséis, y es en realidad un extenso complejo religioso. Tiene unos 20 000 m2 de extensión, y está integrado por una gran variedad de calles, claustros, capillas, cocinas y dormitorios, que están dotados de enorme belleza arquitectónica, y además invitan a la reflexión y el silencio. Las construcciones en sí están hechas de sillar, característico de los volcanes que rodean la ciudad de Arequipa. Aunque el monasterio está abierto al público, una parte todavía es utilizada por religiosas para la vida conventual.

El Convento de Santo Domingo.

Este antiguo claustro ha sido reconstruido varias veces a lo largo de su historia. Su última reconstrucción data del siglo dieciocho, con un estilo neoclásico. Su portada lateral, de estilo barroco, es la más antigua de la ciudad. Tanto el exterior como el interior del convento albergan tallas y figuras de gran belleza arquitectónica.

El Volcán Misti.

Este volcán semi activo es el elemento más llamativo del paisaje arequipeño. Se alza a 5 820 metros sobre el nivel del mar, y su forma de cono casi perfecto otorga gran belleza al cielo de Arequipa. Actualmente se realizan tours a la cima, que dan un buen reto a los practicantes de trekking, y permiten apreciar la belleza natural de la zona.

La gastronomía arequipeña.

La cocina arequipeña es una expresión del fuerte espíritu regional de sus pobladores. El plato de entrada puede ser un solterito arequipeño, mezcla de queso, rocoto, cebolla, habas y aliño. El chupe de camarones es tal vez el plato más característico de la región, una potente sopa con leche, queso, habas y otros ingredientes. El rocoto relleno preparado por manos arequipeñas tiene un sabor particular y distinto. Las opciones se amplían con un delicioso adobo arequipeño.

También podría gustarte

Como llegar

Aprovecha estas ofertas